20.9.13

Resisten los caminos de barro y libertad

Senderos de frutilla,
renacuajos,
un hoyo para adobar
hogazas de pepitas.

La tarde de kinotos
vertida de collares vegetales.

Fluye la siesta entre chicharras
y cornetas que arropan la parroquia.

Duerme la casa.

Barrunta la inocencia de jugar.

No hay comentarios.: