16.3.14

otoños

Algunas noches como esta salgo a mirar el cielo.
Un punto intermitente en el  cielo que te refiere.

Hoy he estado desnuda por última vez. 
Desnuda hasta tus brazos. 
Ya no más.

Me llegaste como una certeza, en medio de sábanas tristes y despedidas.
Una luz dentro, tú. 
Una estrella en mi corazón.

Entonces salgo al patio y miro ese punto miles de kilómetros allá.
Te miro a través de nubes, te siento en la caricia del aire fresco.

Será una larga temporada de fríos, de mi otoño sumado al tuyo.

Y de abrazos, alguna vez.

No hay comentarios.: