31.8.07

la misma

tres tristes...

Celebro cada hora como siglo

con excitación pueril.


Me acelero en éxtasis cuando el instante acaece.


Y fluyo abatida en sinsentido

los lánguidos minutos siguientes

a los esperado

....................... nunca ocurrido.

minusvalía

Inalcanzable

.............. ocurre como ocurre un árbol

.............. .............. o el viento

la realidad.


Los ojos

penosos minusválidos

sólo ven un hato siniestro inapelable

.............. .............. .............. de palabras.

tiempo

Los años se fueron acumulando

y no hubo palabra

que redimiera a ese cuerpo de su desgano.


Todo se perdió

en un movimiento lento

de los párpados

abatidos.

espejo

Cuando he vestido esmerados colores

amando al espejo

en la más bella sonrisa


Cuando el detalle minucioso

me lleva a creer en frescura espontánea


Cuando el horizonte devora el reloj radiante

y como estrellas los eternos segundos se van encendiendo

en mi baldía espera


Cuando así me veo en galas inútiles

aborrezco la futilidad

.............. .............. .....de mi vana existencia

.............. .............. .............. ..........relegada

make up

No hubo joya

ni perfume, color, música

que moviera a gozo sus sentidos


El reflejo seguía devolviendo

la fatal imagen

.............. odiosa

.............. e inamovible.

horizonte

Primero tiró la ropa

raspó el maquillaje

quemó los papales.


Luego se despojó de anillos

arañó su piel y volteó sus ojos.


Lloró hasta la asfixia

para vaciarse y verse.


* * *


Una tarde roja se tiende sobre el horizonte

como un cuerpo se tiende sobre otro a la hora del placer.


* * *


El deseo es una imagen poética inalcanzable

como esa intimidad

desnuda.

alamares

Ha tejido un capullo de palabras

para que cobije la transmutación del monstruo en mariposa.


Nada ocurrió.


Ella sigue enhebrando alamares

deslumbrante en ornato público

y opaca dentro.

máscara

Deja la ropa

sobre tu piel

y la máscara

...................... en la cara

que es máscara también.

confort

Te aferraste a palabras foráneas

que a tu mundo confortaban


Triste mujer


Nunca hubo sentido en los demás


Te colmaste en creerlo

porque dentro

no supiste enfrentar tu vacuidad.

esencia

Debajo de máscaras

.............. .............. pieles

.............. innumerables atavíos evasivos

siempre estuve desnuda.


Aún así

no fue suficiente.


Incluso escarbando

no llegaré a la esencia.

mito

No se llega al fondo

..................... desnudando.

27.8.07

irremediable

el problema
................... siempre
...... es uno mismo

de tus palabras

yo solo quise ser fuente y alma

pero en tus yemas

y en tus pupilas

siempre termino desamparada

no te desnudes
mujer

nadie advertirá tu fragilidad
ni tu ruptura
la burbuja
que distorsiona las percepciones
moldea rostros vacíos
bocas que se mueven y aumentan el ruido
construcciones automáticas
los mismos rituales y costumbres
que confirman a este cuerpo
su descuaje
al desgranarlas comprendí
que mis máscaras no son para otros

ellas me amparaban
quebrar la rodilla
en la misma grieta

ya no quiero ofrecerme
prostituta proscrita

deseo el deseo
ingenuo
de mi alma requerida desesperadamente
el cuerpo del dolor
cuaja en guijarros nítidos
como pupilas muertas
goteando súplicas
roídas.

foto ajena

para que la pena no quiebre
el instante enclavado en la faringe
algo como palabras
lo desensibiliza.

escribo la emoción
como abstracción,
como signo.
vano el instante que apenas respiraste
en dormir o simularlo.

vano el nombre que largo declamaste
en eterno descuajarte.

vano ser palabra equivocada
en la boca muda
o en la recíproca oscilación
de otro péndulo.
No elijas desnudarte
el día más frío
el momento vacío
la persona asimilada.

Todo quebrará tu respiración
en inocente ignorancia.
tirano
el que decide huirte
o mueve los molinos
o paraliza.

nulo
el que pernocta en ilusiones
o demora el paso
en la reiteración aceptada.

mísero
el que sólo viste su piel
o decanta el alma
sobre una amplia blanca cama
.................................................. vacía

14.8.07

fin

Allí
donde todo se parece
tanto que la propia palma
resulta ajena
y esos ojos
lejos
parecen no haber visto nunca
su propia profundidad en palabras amadas,
allí,
en ese espacio sin intimidad,
te encontraré.
Se opaca
el soso mundo develado.
Ah...

Dónde, la fascinación,
la novedad, el deseo;
dónde estará mi búsqueda.

Temo incurrir en el desasosiego
de la similitud
asimilada.

9.8.07

lazos

Ese lazo
persona
que nos mantenía uncidos
tal vez fuese después de todo
un lazo de los que atan
más que un deseo
real
de estar unidos.

Y las almas
cosas
insustanciales efímeras o eternas
desconocidos entes que pretendemos tener
para no estar vacíos
tal vez fuesen después de todo
un deseo
que protuímos para no sentirnos
desunidos
abandonados sinsentido en la llanura pálida
de la existencia.

2.8.07

El juicio

Esa única vida que le han dado

frágil se tiende bajo el vientre del tiempo.

Cuando los líquenes sequen

y sólo arena gris recorra el aire,

ni sus libros ni su imagen asombrarán al eterno polvo.

Qué importa entonces el signo.

Ella lo pensará,

intentará desnudar la piel que viste

para vivirla en su efimeridad lo más intensamente posible,

y se despedirá sin haber hallado un sentido

de los que más hubo amado.

el capital

Sólo tenemos de las personas

unos instantes

mientras los compartimos.

la sucesión

Ella despierta, se asea,

escucha al hombre del tiempo y lo obedece al vestirse.

Repite los pasos de ayer en la escalera.

Ve a las mismas personas,

dice las mismas palabras.

Come, vuelve, duerme.

Muere.

Alguien encuentra estos papeles

y cree entender su vida.

¿cuál es peor destino?

¿desvanecerse como un atardecer inmemoriado

o perdurar en manoseadas vibraciones ociosas?

deseo

Su mayor deseo era perdurar.

Sólo quedó su falsa imagen,

esa que construyeron un puñados de romas palabras

repetidas vacuamente

por perpetuas bocas desconocidas.

necedades

Quien muere

se desentiende de nosotros.

¿por qué lloramos?

El ido no verá las lágrimas y si lo hace

nos despreciará por no haber dicho ese amor

mientras vivimos.

evasiva

Amarte

significa que necesito que me mires

y me digas que soy algo, que tengo un sentido,

para que pueda acomodarme en tu latido pecho

y olvidar que debo vivir mi vida

conciente de perderte,

de no haberte tenido nunca.

los cautivos

Cada uno está en su danza con el universo

retrasando siempre un compás.

Los ojos ajenos no buscan admirarte,

los propios te juzgan.

Ni aún los que te aman pueden verte más allá de tus cerúleas palabras.

Entonces las aborrecés,

porque en ellas desnudas el alma

para nadie.

vanidad

Podrás mirarla una vida entera desnuda en el sol,

nunca tan iluminada:

ella no será más que una película o un libro.

Sus líquidos no sabrás vestirlos:

es imposible convivir su instante.

Ella,

la que alguna vez fuiste,

dejó meros recuerdos fabulados.

El ojal

Me detengo en la cicatriz,

en la huella que orada su carne

como afiladas brasas salitrosa bajo los tendones del rostro.

La herida es invisible,

es un grito cuya perpetuidad debiera haberlo anulado.

No hay espejos en su casa.

Todas las paredes blancas no alcanzan para censurar aquella presencia;

la figura familiar que regresa cada noche

a violar su confianza con tretas infantiles,

a penetrar una y otra vez

el ojal de su carne que pendula

entre culpa y desprecio,

entre odio y deseo.

autorretrato

Nada me erotiza tanto

como el vapor aromado de la piel brillante que sale del agua

fresca en jabones.

Ella y yo nos miramos en el escaso espejo del baño

mientras el sol resbala por sus hombros desnudos

en tacto provocativo.

Hay luz en sus ojos.

Caducan los relojes en la bruma que la abraza,

el tiempo se mece en la comba de su ombligo.

Absorta me pierdo en ese fulgor de capullo,

en esa belleza de sus pupilas inesperadas

que creí perdidas.

perfección

Perfección

sí existe.

Fue ese minuto en que mis ojos

me devolvieron la belleza de otra alma;

la que brilla en el espejo.

Parto

El espejo en contorsiones felinas dio vida a una muñeca más:

la máscara de la desnudez.

Su piel de mil capas de papel maché fue bruñida en el canal de parto.

Pintarrajeada en la página blanca sonrió a su imagen

convencida de estar viva.

Soberbia

En la media luz de mis interrogantes

estas palabras me arropan.

Unas me hablan de destinos.

Otras de ojos que lloran miel.

Alguien me regaló dosmil abejas y creí poder tejerlas como un poema.

Ocaso

Piedras que suspenden las palabras.

Ya no fluye sino arena en tus íntimas arterias.

Algo parecido a la intimidad

quiso ser la desnudez.

Esa que urgabas dentro

siempre estuvo fuera.

La perdida

Ya me he acostumbrado a que Ella me mire.

Su presencia azul, penetrante,

seduce lo mismo que un mueble.

1.8.07